Reporteros sin Fronteras condenó el encarcelamiento de un joven periodista afgano acusado de publicar artículos blasfemos.

El grupo defensor de la libertad de prensa condenó el encarcelamiento en un comunicado el miércoles. 

Sayed Perwiz Kambakhsh, de 23 años, fue sentenciado a 20 años de prisión el martes.

 

Una corte de Kabul derogó la sentencia original de pena de muerte, pero mantuvo la condena por blasfemia contra Kambakhsh, quien ya cumplió un año en la cárcel.

Reporteros sin Fronteras dijo que si bien se permitió que Kambakhsh tuviera un abogado para apelar, los procedimientos judiciales estuvieron plagados por falta de evidencia y distorsión ideológica.

El grupo dijo que el caso expone la influencia de los fundamentalistas en el sistema judicial afgano.

El abogado de Kambakhsh dijo que su cliente apelará ante la Suprema Corte.

El hermano Kambakhsh, quien también es periodista en Afganistán y ha recibido amenazas, dijo que “desafortunadamente, a pesar de que el mundo entero pidió que él fuera liberado, la corte pasó esa sentencia”.

“Esperábamos que el gobierno afgano terminara con este juego dramático pero parece que a nadie le importa la justicia y las leyes, y todo se basa en las reglas de los intereses”, dijo Yaqub Ibrahimi en un correo electrónico enviado a decenas de periodistas.