Líderes en América Latina han felicitado a Barack Obama por haber sido elegido como el próximo presidente de Estados Unidos.

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, dijo que espera trabajar con Obama para avanzar en metas compartidas.

El gobierno de Uribe ha estado trabajando con el presidente estadounidense, George W. Bush, y con líderes republicanos para lograr la aprobación de un tratado de libre comercio.

Obama está entre los demócratas que se oponen al acuerdo, citando preocupaciones sobre el criticado antecedente de derechos humanos y la actividad de los sindicatos laborales.

Colombia ha recibido miles de millones de dólares en asistencia militar de Estados Unidos en años recientes.

El presidente de México, Felipe Calderón, uno de los principales socios económicos de Estados Unidos, felicitó al presidente electo y lo invitó a visitar el país.

En Chile, la presidenta Michelle Bachelet dijo que Obama asumirá el cargo en un momento en que los líderes mundiales buscan nuevas soluciones a preocupaciones tales como la necesidad de justicia social y más equidad.

El izquierdista presidente de Bolivia, Evo Morales, dice que está confiado en que las relaciones entre Washington y La Paz mejorarán.

Las relaciones entre Bolivia y Estados Unidos han empeorado en parte por la reciente expulsión del embajador estadounidense y la decisión de Morales de suspender el trabajo de los agentes estadounidenses anti drogas en el país.

En Venezuela, el presidente izquierdista Hugo Chávez, dijo en una declaración que la elección en Estados Unidos muestra que los cambios que están ocurriendo en América del Sur ahora pueden llegar a Estados Unidos.

Chávez agregó que ha llegado el momento de nuevos vínculos entre Estados Unidos y Venezuela basados en cooperación y respecto a la soberanía.