La ministra de Relaciones Exteriores de Israel, Tzipi Livni, dice que cualquier tipo de conversaciones de Estados Unidos con Irán será visto como una señal de debilidad.

En declaraciones formuladas a la radio israelí, este jueves, Livni ofreció la primera nota oficial de precaución de su gobierno sobre la elección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos. Obama dijo durante su campaña que desearía sostener conversaciones con líderes iraníes.

Livni argumenta que el diálogo en un momento en que, dijo, Irán piensa que el mundo ha renunciado a las sanciones podría ser problemático. La canciller israelí dice que ella piensa que el presidente electo Obama no aceptará un Irán nuclear.

La saliente administración estadounidense del presidente Bush ha buscado nuevas sanciones contra Irán por su programa nuclear, pero ha sido bloqueado por Rusia, entre otros.

Un portavoz del gobierno iraní dice que Irán espera que Obama se separe de las políticas de Bush. También exhortó al presidente electo de Estados Unidos a que respete los derechos de las naciones y ponga fin a la agresión.