Fuentes militares de Estados Unidos informaron que un soldado estadounidense y 10 civiles afganos murieron a consecuencia de un ataque suicida a un convoy de la coalición en el Este de Afganistán, cerca de la frontera pakistaní.

Autoridades afganas manifestaron, este jueves, que los ataques en las cercanías de la ciudad de Jalalabad, la capital de la provincia de Nangarhar, también causaron heridas a cerca de 70 personas.

El Ejército estadounidense informó que 58 personas fueron heridas por la explosión.

Fuentes locales señalan que el atacante hizo explotar un vehículo que estaba cerca del convoy, mientras pasaba por un concurrido mercado en el distrito de Batikot.

Nadie se atribuyó la responsabilidad del atentado, pero muchos ataques contra fuerzas afganas y extranjeras en la región son realizadas por militantes del Talibán.

Por otra parte, el Ministerio de Defensa británico dijo que dos infantes de Marina británicos fueron muertos en un ataque en el Sur de Afganistán.