El director de la Agencia Central de Inteligencia, CIA, Michael Hayden, dice que el líder de al-Qaeda, Osama bin Laden, aparentemente está aislado de las operaciones diarias del grupo terrorista y ha sido forzado a dedicar mucha de sus energías a su propia seguridad.

Hayden dijo en discurso, el jueves, en Washington, que detener a bin Laden continúa al tope de la lista de prioridades de la CIA.

Hayden sugirió que el líder de al-Qaeda se está ocultando en algún lugar en la remota región fronteriza entre Afgansitán y Pakistán.

El jefe de inteligencia también dijo que la muerte o la captura de bin Laden tendrían un significativo impacto en la confianza de los seguidores del líder terrorista.

Hayden expresó que al-Qaeda continúa siendo la mayor amenaza en Estados Unidos y que si ocurre un ataque de importancia en Estados Unidos tendrá las huellas digitales de la organización terrorista.

Además, Hayden indicó que al-Qaeda está extendiendo su influencia en África y el Medio Oriente.