En sus comentarios para el programa “60 Minutes” de la cadena CBS, el domingo por la noche, el presidente electo Barack Obama destacó las prioridades que su nueva administración enfrentará.

Obama dijo que desde los comicios del 4 de noviembre, ha pasado planeando cómo estabilizar la economía. También dio crédito al secretario del Tesoro, Henry Paulson, por tratar de aliviar la crisis financiera y  evitó criticar las gestiones de la administración Bush.

“Tenemos una crisis sin precedentes, o por lo menos algo que no hemos visto desde la primera depresión. Y creo que, Hank (el secretario del Tesoro Henry Paulson) sería el primero en reconocer que probablemente no todo lo que se ha  hecho ha funcionado de la manera que él esperaba. Pero, a mi me interesa menos mirar hacia atrás que hacia adelante”.

El presidente electo Obama, dijo que combatir una profunda recesión es más importante que equilibrar el presupuesto de la nación. Añadió que es importante restaurar la confianza en los mercados financieros a fin de permitir que la economía avance con firmeza.

“Tenemos que hacer lo que sea necesario para lograr que la economía se mueva nuevamente. Vamos a tener que gastar dinero ahora para estimular la economía, y … no debemos preocuparnos por el déficit el próximo año o incluso el año después de ese. De manera que, a corto plazo, lo más importante es que evitemos una recesión más profunda”.

El presidente electo Obama dijo que intenta ayudar a los propietarios de vivienda que corren peligro de perder sus casas, y señaló que el gobierno establecería un sistema de negociación entre los bancos y los prestatarios para ayudar a la gente a permanecer en sus residencias.

Respecto a asuntos de seguridad nacional, Barack Obama dijo que la selección de su equipo de seguridad nacional será una de sus principales prioridades, porque los periodos de transición son tiempos vulnerables a ataques terroristas.

“Queremos asegurarnos de que haya, hasta donde sea posible, una transición sin problemas en seguridad nacional”.

Obama reafirmó sus promesas de campaña de cerrar la prisión naval de Guantánamo, en Cuba, y trabajar con los comandantes militares en la retirada de las tropas estadounidenses de Irak. Agregó que también planea capturar o dar muerte al líder de al-Qaeda, Osama bin-Laden, lo cual dijo, es un aspecto crucial en la eliminación de la red terrorista.

El presidente electo confirmó que se reunió con su rival de las primarias demócratas, la senadora Hillary Clinton, la semana pasada. No obstante, declinó decir si ella está siendo considerada para Secretaria de Estado, como la prensa ha venido especulando en los últimos días.

Barack Obama asumirá la presidencia de Estados Unidos el próximo 20 de enero.