Las autoridades mexicanas detuvieron preventivamente al director general de Interpol en México, Ricardo Gutiérrez Vargas, por presuntamente trabajar con un cartel de drogas ilegales.

Vargas fue detenido durante 40 días en el marco de una investigación llamada “Operación Limpieza”.  Ya son cinco los altos mandos policiales detenidos por supuestamente revelar información a grupos narcotraficantes.

México experimenta una brutal ola de violencia relacionadas con drogas ilícitas, que ha cobrado miles de vidas.

Agentes federales y fuerzas militares están reemplazando temporalmente a cientos de oficiales de policía.

A principios de este mes, renunció el oficial de más alto rango de la fuerza federal policial de México, Gerardo Garay, tras alegaciones de que altos funcionarios ayudaban a narcotraficantes.