En Honduras, las autoridades dicen que un legislador y otro político fueron muertos a tiros, el sábado, en la norteña ciudad de San Pedro Sula.

Las autoridades dijeron, este lunes, que Mario Fernando Hernández, vicepresidente alterno del Congreso Nacional de Honduras, y Marcos Collier, fueron ultimados por dos hombres enmascarados.

La Policía informó que los atacantes chocaron el automóvil en el que Hernández y Collier viajaban y comenzaron a abrir fuego.

Hernández dirigía la comisión de seguridad y tráfico de drogas de la legislatura hondureña. 

Hernández y Collier eran miembros del gobernante Partido Liberal.

Hernández buscaba la reelección en comicios primarios de su partido fijados para el 30 de noviembre.