Cinco hombres acusados de conspirar en los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, en Estados Unidos, dijeron a un juez militar estadounidense que quieren declararse culpables, pero han postergado formalmente presentar sus peticiones.

El juez Stepen Henley leyó, el lunes, una nota de los acusados, incluyendo el presunto autor intelectual de los ataques del 11 de septiembre Khalid Sheikh Mohammed, en la que pide una inmediata sesión de audiencia para anunciar sus confesiones.

Los fiscales en el juicio buscan la pena de muerte.

Los cinco acusados dijeron que decidieron el día que Barack Obama fue elegido presidente que ellos retirarían todas las mociones pendientes y presentarían declaraciones de culpabilidad.

Obama ha dicho que quiere cerrar el controversial centro de detención de la Bahía de Guantánamo, Cuba, donde los hombres están arrestados, después que asuma el cargo el mes próximo.

Obama quiere enjuiciar a los detenidos en cortes civiles o militares en lugar de tribunales especiales.

Mohammed y otros dos decidieron esperar a presentar formalmente sus peticiones hasta que el juez decida si ellos están mentalmente competentes para representarse a sí mismos.

Mohammed dijo que los cinco quieren hacer la petición juntos.

Los acontecimientos del lunes virtualmente garantizan que el juicio no terminará antes de que Obama asuma la presidencia, el 20 de enero.