Los más recientes síntomas de la recesión mundial están manifestándose en naciones desarrolladas como Japón y en países pobres que hacen grandes esfuerzos por alimentar a sus poblaciones.

La corporación japonesa Sony eliminanará 8.000 puestos de trabajo a nivel mundial, un cinco por ciento de su fuerza laboral en el grupo de productos electrónicos. Sony también cerrará 10% de sus fábricas.

Los anuncios de Sony se producen cuando las autoridades japonesas dieron a conocer este martes que la recesión del tercer trimestre fue más profunda de lo previsto.

La crisis económica global también impacta negativamente en la vida de la gente en las naciones pobres. La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, sostiene que la recesión ha empeorado los problemas de la gente que ya se ha visto afectada por la pronunciada subida de los precios de los alimentos, hace varios meses. 

La FAO anunció que ahora hay 40 millones de personas más que se han sumado a la clasificación de hambrientos y desnutridos.

Por otra parte, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA, dijo que la industria de la aviación mundial enfrenta las peores ganancias en medio siglo y se prevé que en 2009 pierda dos mil 50 millones de dólares.