El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, ha impulsado planes para estimular la decadente economía, de acuerdo con asesores que dicen que la situación económica es significativamente peor de lo que ellos creían hace algunas semanas.

Asesores de Obama dicen que él ahora tratará de crear o de salvar tres millones de puestos laborales, un aumento con respecto a los 2.500 millones anunciados el mes pasado.

El vicepresidente electo, Joe Biden, dijo el domingo, en entrevista televisiva que la economía de Estados Unidos está en peor forma de lo que previamente se pensaba.

Biden dijo que la administración Obama gastará gran cantidad de dinero en proyectos de obras públicas para tratar de crear puestos laborales y estimular la economía.

Biden también dijo que él encabezará un grupo de trabajo que se centrará en el bienestar económico de la clase media estadounidense.

Por otra parte, la Casa Blanca ha criticado un artículo periodístico publicado el domingo en el New York Times que dice que las políticas de la administración Bush ayudaron a crear la crisis financiera.