El presidente Evo Morales puso en marcha la nueva Constitución en Bolivia tras ofrecer un discurso concertador en el que pidió la unidad nacional.

Altamente emocionado, Morales se refirió a su nueva Carta Magna, como un logro histórico por el que lucharon muchos héroes indígenas y líderes del pasado.

“Esta es la segunda independencia, la verdadera liberación de Bolivia”, dijo el presidente.

La nueva Constitución incorpora un modelo de Estado plurinacional y unitario, de economía social que, entre otras cosas, incorpora la segunda vuelta electoral y la reelección inmediata del presidente por una vez. Además declara la coca, como patrimonio nacional.

“Pueden sacarme del palacio presidencial, pueden matarme, pero los invito a implementar juntos la Constitución”, dijo Morales.

El pasado 25 de enero, un 61,4 por ciento de los bolivianos apoyó en referendo esta Carta Magna, que fue impulsada por el gobierno de morales desde que llegó al poder hace tres años.