Christopher "Dudus" Coke llegó a Nueva York, donde asistirá a la primera vista de su juicio.

El supuesto narcotraficante jamaicano, Christopher "Dudus" Coke, llegó a Nueva York después de que Estados Unidos pidió su extradición para ser juzgado por delitos de narcotráfico, y de que el acusado renunciara a su derecho de ser juzgado en Jamaica.

Coke, de 42 años, fue arrestado a las afueras de Kingston después de que las autoridades del país caribeño, tras recibir la petición de extradición de Estados Unidos, organizaran un enorme operativo para su captura.

Este operático policiaco, desarrollado fundamentalmente en la barriada de Tivoli Gardens, considerado bastión de Coke en Kignston, provocó graves enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad jamaicanas y milicias urbanas leales al supuesto narcotraficante, que dejaron un saldo de más de 70 muertos.

“Dudus” Coke fue trasladado agentes de la Oficina Antidroga de Estados Unidos (DEA, en sus siglas en inglés) a dependencias policiales, y se espera que un tribunal de Nueva York presente contra él cargos por tráfico de armas, cocaína y marihuana.

Coke renunció a su derecho a ser juzgado en su propio país, ya que sostuvo que, en caso de quedar a cargo de las autoridades jamaicanas, temía por su vida.

Por su parte, Tom Tavares Finson, abogado de Coke, dijo que su defendido lamento tener que abandonar Jamaica, pero que está convencido de que conseguirá demostrar su inocencia ante el tribunal neoyorquino que le juzgará y volverá a la isla como un hombre libre.

"Rezad por mí, y que Dios bendiga Jamaica", afirmó Coke.

Al mismo tiempo, el presunto narcotraficante expresó su aflicción por la pérdida de vidas, tanto de civiles como de miembros de la policía.

Estados Unidos aseguró que Coke lidera un grupo armado dedicado al narcotráfico denominado 'Shower Posse', que habría sido responsable de la muerte de cientos de personas durante las guerras por el control de la comercialización de cocaína que tuvieron lugar en Jamaica durante la década de los ochenta.