Una nave de la Real Fuerza Aérea de Nueva Zelanda logró evacuar de la Antártida a un ciudadano estadounidense enfermo.

La nave Orión recogió al hombre de la estación de investigaciones McMurdo, luego que condiciones de tormenta se disminuyeron lo necesario para permitir un aterrizaje.

Las autoridades dijeron que el estadounidense se halla en condición seria pero estable.

Se desconocen detalles sobre su enfermedad e identidad no fue revelada.