Un coche bomba explotó frente a los estudios de la televisora Al-Arayiba, provocando la muerte de por lo menos cuatro personas.

Un funcionario del Ministerio del Interior iraquí dió a conocer que la explosión dejó 16 heridos.

Por su parte, el personal del canal televisivo dijo que la explosión ocasionó un gigantesco cráter en el edificio.

Anteriormente, las autoridades advirtieron a la estación sobre la amenaza de un ataque insurgente.

En 2008, el jefe de las oficinas de Al-Arayiba, en Bagdad escapó a salvo después que una bomba fue colocada en su automóvil.

La estación que transmite en árabe es propiedad de Arabia Saudita y tiene sede en Dubai.