Según estiman las autoridades locales del condado de Santa Bárbara en California, un gran tiburón blanco es probablemente el responsable de la muerte de un joven aficionado al bodyboarding en la playa Surf Beach.

La oficina forense del condado de Santa Bárbara anunció sus conclusiones luego de consultar con el experto en tiburones Ralph Collier, presidente del Comité de Investigación de Tiburones y autor de "Shark Attacks of the 20th Century" (Ataques de tiburones del siglo XX).

Collier señaló que el tiburón que mató a Lucas Ransom, de 19 años, tenía medía unos 5 metros o hasta 5 metros y medio de largo.

El experto basó sus hallazgos en el testimonio de testigos, hechos recabados durante la investigación y la medida de la distancia entre las marcas de los dientes del animal en la tabla del joven. La playa fue reabierta el público. Tras el ataque tres playas fueron cerradas por las autoridades.