En Pakistán, los sobrevivientes de las inundaciones bloquearon una autopista en la zona de Sukkur, en el sur del país, para protestar ante el retraso de la ayuda humanitaria.

El secretario general de la Organización de la Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, visitó la zona inundada y dijo que era el peor desastre natural que había visto.

“Nunca olvidaré la destrucción y el sufrimiento que he visto hoy. En el pasado, he visitado lugares de muchos desastres naturales en el mundo, pero nada como esto”, señaló el secretario general.

Ban Ki-moon pidió a los donantes internacionales acelerar la ayuda para los millones de sobrevivientes del desastre, que según las autoridades paquistaníes causó la muerte a unas 1.400 personas.

“Estas inundaciones sin precedentes exigen una asistencia sin precedentes. La ola de inundaciones debe ser igualada con olas de apoyo global”, expresó Ban Ki-moon.

La ONU informó que recibió 20 por ciento de los $460 millones de dólares que solicitó en ayuda de emergencia para Pakistán.