El ex presidente de Estados Unidos George W. Bush asegura en sus memorias que pensó remplazar a Dick Cheney de la vicepresidencia antes de las elecciones de 2004.

Lea además: Bush inaugura feria del libro

El diario The New York Times, que obtuvo una copia del libro Decision Points que será publicado la próxima semana, anticipa que Bush consideró remplazar al ex vicepresidente Dick Cheney después de su primer período en el cargo para contrarrestar la creencia de que el vicepresidente ejercía un poder enorme sobre la Casa Blanca.

El ex mandatario también admite que autorizó el uso del “ahogamiento simulado” durante el interrogatorio del presunto terrorista de al-Qaeda Khalid Sheikh Mohammed.

Bush escribe en sus memorias que sustituir a Cheney hubiese demostrado que él, como presidente, estaba al mando del país pero que decidió mantenerlo en el cargo porque Cheney le ayudó mucho en la presidencia, afirma.

El ex presidente también menciona en su libro el entusiasmo de Cheney por ir a la guerra en Irak. Relata que en una ocasión Cheney le preguntó si por fin se iba a deshacer del dictador iraquí Sadam Hussein.

George W. Bush defiende la guerra en Irak bajo el argumento del interés tanto el pueblo estadounidense como el iraquí por adoptar esa decisión.

Entre otros asuntos, también habla de su decisión de abandonar la bebida y lamenta la manera como manejó la crisis desatada por el huracán Katrina en 2005.