El presidente de México habla sobre el cambio climático ya que celebrará la próxima cumbre en Cancún.

El principal propósito de la cumbre sobre el cambio climático será lograr un acuerdo en la reducción de emisiones de carbono causadas por la deforestación aseguró el presidente de México, Felipe Calderón, al participar en un foro empresarial paralelo a la cumbre del Grupo de los 20.

Admitió que existe una fuerte resistencia política de algunas naciones para lograr acuerdos claves, como un tope para la temperatura global.

México trae al G-20 el combate al cambio climático, ya que celebrará la próxima cumbre a finales de noviembre (2010) en Cancún.

"Estamos logrando avances significativos en algunas áreas que nos permiten pensar en acciones inmediatas", dijo el mandatario mexicano.

"Hemos avanzado en áreas como transferencia de tecnología y financiamiento de largo plazo, y probablemente el avance más importante será en la reducción de emisiones causadas por la deforestación. Soy optimista en este lado de la ecuación", comentó Calderón.

La edición previa, celebrada en Copenhague, causó una gran decepción cuando un enfrentamiento entre países desarrollados y en vías de desarrollo, imposibilitó alcanzar un acuerdo vinculante, y apenas se logró que los países ricos se comprometieran a aportar $10,000 millones de dólares.