Un informe emitido por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, afirma que China procura convertirse en la potencia militar más importante de Asia.

De  acuerdo con el informe, China continúa tratando de ampliar su capacidad militar de largo alcance para posicionarse como el principal poder militar en la región asiática, una posición que Estados Unidos ocupa actualmente.

El análisis anual requerido por el Congreso, indica que China está construyendo más submarinos avanzados, barcos y misiles de variado alcance, con vistas a sostener una fuerza más allá de sus aguas territoriales.

Como ejemplo, un funcionario del Pentágono destaca en el informe la participación de China en el combate que fuerzas internacionales despliegan contra la piratería frente a las costas de África.

El vocero del Pentágono, Bryan Whitman, dijo que “este es un informe en el que elegimos muy cuidadosamente el lenguaje... Tendemos a pensar que el informe se explica por sí mismo. No nos gusta tratar de ampliar las explicaciones sobre el informe o nada parecido”, afirmó.

El reporte estima que el gasto militar de China fue de $150.000 millones de dólares en 2009, cerca del doble de lo que fue anunciado oficialmente.

Por su parte, Taiwán continúa siendo el objetivo del fortalecimiento militar de China, el cual, según el informe continúa creciendo. El análisis del Pentágono dice que el balance de las fuerzas militares en el Estrecho de Taiwán sigue estando del lado chino.

Un funcionario del Departamento de Defensa instó a China a reanudar los contactos militares con Estados Unidos, los cuales fueron suspendidos en enero, cuando Washington vendió armas a Taiwán.

El funcionario alertó que a medida que crece la capacidad militar china, esos contactos son particularmente importantes para evitar malos entendidos y errores de cálculo que pudieran llevar a un conflicto.