Archivos revelados por Wikileaks muestran a China preocupada por armas nucleares de Corea del Norte.

Los cables diplomáticos del Departamento de Estado de Estados Unidos, publicados sin autorización por el portal de internet WikiLeaks, revelan que las autoridades chinas creen que Corea del Norte y Corea del Sur deben ser reunificadas bajo control de Seúl si Corea del Norte colapsa.

Los detalles de los cables que han sido publicados en varios medios de prensa, incluyendo el New York Times y The Guardian muestran la preocupación del gobierno chino al respecto.

Los despachos muestran que el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Chun Yung-woo, dijo al embajador estadounidense en Seúl que las autoridades chinas aceptarían una Corea unificada en una alianza benigna con Estados Unidos.

Sin embargo, los cables también destacan que China no aceptaría la presencia de tropas estadounidenses al norte de la zona desmilitarizada que actualmente divide a las dos Coreas.

Un cable de junio de 2009 muestra un informe del embajador estadounidense en Kazajstán, Richard Hoagland, diciendo que un enviado chino que se encontraba de visita en el país, estaba genuinamente preocupado por las pruebas de misiles nucleares norcoreanos. El enviado es citado diciendo que las pruebas son una amenaza a la seguridad de todo el mundo.