El cohete ‘Proton’ llevaba tres satélites de navegación los cuales pertenecían al sistema marítimo Glonass.

Un cohete ruso con tres satélites de navegación se estrelló en el océano Pacífico después de no poder alcanzar su órbita.

Las agencias de noticias rusas dieron a conocer que el cohete y los satélites cayeron a unos  1500 kilómetros al norte de Honolulu, Hawaii, después de salirse de su curso.

El cohete Proton despegó de la base rusa Baikonur en Kazakhstán. Los satélites estaban diseñados para completar el sistema de navegación Glonass, una alternativa al GPS de Estados Unidos y al sistema Galileo desarrollado por la Unión Europea.