La ola de violencia del narcotráfico en México ha provocado la muerte de más de 28,000 personas desde diciembre de 2006.
Hombres armados secuestraron a un primo magnate, Emilio Azcárraga Jean, quien fue liberado.

Las autoridades de México informaron que por lo menos 25 personas murieron en un enfrentamiento entre soldados y presuntos narcotraficantes en el noreste del país.

Según la información oficial, los soldados estaban patrullando en el pueblo de General Treviño, en el estado de Nuevo León, donde se reportó un incremento en la violencia por el control de drogas.

Nuevo León es adyacente al estado de Tamaulipas, donde se sospecha que un grupo de narcotraficantes masacró a 72 inmigrantes.