El enviado de Estados Unidos a Corea del Norte para las negociaciones nucleares, Stephen Boswort, dijo que no es probable que las conversaciones se reanuden en un futuro cercano.

El embajador dijo que no existe razón para esperar una actividad diplomática por parte de Corea del Norte.

“No estamos interesados en negociaciones solo por hablar. Queremos conversaciones que lleven a resultados específicos y concretos”, dijo Boswort.

Bosworth dijo que las sanciones se mantendrán hasta que Corea del Norte retorne a las conversaciones multinacionales.

Corea del Norte se retiró de las conversaciones en 2009, luego que las Naciones Unidas (ONU) condenó el lanzamiento de un misil de largo alcance, seguido de una prueba de arma nuclear.

Posteriormente, la ONU impuso sanciones contra Pyongyang por dichas pruebas.