El gobierno de Canadá está preocupado por la suerte de varios de sus ciudadanos detenidos en Cuba e indicó que la situación podría perjudicar los intereses en el turismo extranjero de las autoridades de la isla.*

El secretario de Estado para las Américas, Peter Kent, habló con el representante del gobierno cubano en Ottawa, para tratar el asunto, que incluye el caso de Cody LeCompte, un canadiense de 19 años que no puede salir del país.

A fines de abril, LeCompte viajó a la Cuba para vacacionar en compañía de su madre y otro familiar, pero tras alquilar un automóvil sufrió un accidente en el que una mujer resultó lesionada.

Cuando el joven intentó regresar a su país en mayo, una vez finalizadas las vacaciones, la policía cubana le impidió abandonar la isla en espera de una investigación sobre el accidente y de un posible juicio.