Deportistas desaparecidos


Que un atleta de un país en vías de desarrollo emigre para buscar una vida mejor no es nuevo. Durante los recientes Juegos Olímpicos de Londres 2012, diecisiete deportistas en total, procedentes de cuatro países africanos distintos,  “desaparecieron” al concluir la competición.

Se trata de tres atletas de Guinea, otros tres de Costa de Marfil y siete de Camerún y cuatro del Congo, que no regresaron a la Villa Olímpica, algo que presuntamente han hecho para iniciar una nueva vida en Europa.

Los desaparecidos no han violado todavía ninguna ley, ya que sus visados, según aclaró el comité organizador de los Juegos de Londres, no expirarán hasta el próximo mes de noviembre. Sin embargo, la Policía británica ya fue informada del incidente.