Estados Unidos enfrenta una amenaza por parte de extremistas locales inspirados por la red terrorista Al Qaida.

Según el gobierno de Estado Unidos, las amenazas se evidenciaron en las cifras de intentos de ataque del último año.

El jefe del Centro Nacional Antiterrorista de Estados Unidos,  Michael Leiter dijo que los complots por parte de ciudadanos estadounidenses o residentes "superaron la cantidad y el ritmo de los intentos de ataques de cualquier otro año desde el 11 de setiembre" de 2001.

Europa también esta amenazada

La secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, dijo que los países europeos están amenazados por una "creciente actividad" de grupos terroristas radicales.

"Estamos todos viendo una creciente actividad, cada vez es más diverso el conjunto de grupos y un más diverso el conjunto de amenazas", dijo la secretaria Napolitano.

“Esta amenaza, esencialmente de carácter islamista, tiene como blanco a Occidente en general", agregó Napolitano.

En Francia, el director general de la Policía Nacional (DGPN), Frédéric Péchenard, aseguró que el gobierno se mantenía "muy vigilante", porque disponía de "indicios serios, provenientes de los servicios de inteligencia, que indican que hay un importante riesgo de atentado".