El portavoz del departamento de Estado de Estados Unidos, Philip Crowley, lamentó el deceso de Franklin Brito, quien realizaba una huelga de hambre en protesta por tierras que Chávez le expropio.

Crowley dijo que "nos entristeció conocer la noticia de la muerte de Brito, y extendemos nuestras condolencias a su familia'', dijo Crowley.

El portavoz del departamento de Estado dijo que Washington "siguió de cerca este caso'', pero se limitó a señalar que corresponde al gobierno venezolano "dar las explicaciones''.

Brito, de 49 años, murió en Caracas tras seis años de protestas y más de nueve meses en huelga de hambre para recuperar la plena propiedad de sus tierras.

Miembros de la oposición venezolana criticaron a Chávez por su falta de diálogo en este caso.

Sin embrago, el ministro de Agricultura y Tierras de Venezuela, Juan Carlos Loyo, dijo que su gobierno mplementó todos los mecanismos necesarios para preservar la vida del productor agropecuario.

A su vez, Loyo acusó a la oposición de aprovecharse del delicado estado de salud de Brito para lograr fines políticos de cara a las elecciones legislativas a celebrarse el 26 de septiembre de 2010.

Las tierras de Brito fueron confiscadas por el gobierno de venezolano dentro de su política de expropiación de terrenos improductivos, y aunque a fines de 2009 la orden de intervención contra la propiedad fue revocada, el productor siguió su protesta en demanda de una indemnización.