El ministro de Economía de Alemania criticó la decisión de EE.UU. de invertir 600 mil millones de dólares en títulos del estado.

El ministro de Economía de Alemania, Rainer Bruederle aseguró que la última acción de Estados Unidos podría generar más confrontación sobre el mercado cambiario, más medidas proteccionistas y un comercio dañino.

La Reserva Federal (FED) informó que comprará bonos del Tesoro de EE.UU por valor de 600 mil millones de dólares, en un nuevo esfuerzo por revitalizar la economía del país.

La compra se llevará a cabo desde ahora hasta junio de 2011, a razón de unos 75 mil millones de dólares por mes.

Lea además: Asia teme burbujas especulativas

Este plan se suma a la ya anunciada inyección por el Banco Central estadounidense de entre 250 mil y 300 mil millones de dólares en la reinversión de ingresos en su cartera hipotecaria.

El propósito de la FED es provocar una disminución en las tasas sobre las hipotecas y otras deudas, aunque algunos economistas creen que el efecto será poco debido a que los intereses ya están a su nivel histórico más bajo

Otros temen que la compra de bonos dé rienda a la inflación a largo plazo y desate una ola de compras especulativas de activos.

Con la compra de bonos, la FED también persigue que al abaratarse el crédito se incentive la creación de empleos y la gente incremente sus gastos a fin de estimular la recuperación económica, que sigue siendo lenta.

Como reacción al anuncio, el dólar volvió bajar frente al euro y se depreció a una tasa de cambio de 1,41.