Las autoridades en México informan que un adolescente de 15 años y su padre, murieron después que soldados abrieron fuego contra su automóvil, en el norteño estado de Nuevo León.

Los investigadores dicen que el incidente se produjo debido a que el vehículo aparentemente no se detuvo en un punto de control militar, en una carretera entre la ciudad mexicana de Monterrey y Laredo, en Texas. Otras cinco personas que se encontraban en el vehículo resultaron heridas.

El Departamento de Defensa de México prometió una investigación y emitió una declaración expresando sus profundas condolencias a la familia.

El incidente tuvo lugar tres días después que Estados Unidos dijera que retendría 26 millones de dólares en ayuda a México, recomendando que el gobierno mexicano haga más para reprimir a los soldados abusivos. 

Sin embargo, el gobierno de Estados Unidos también informó que liberaría 36 millones de dólares en fondos previamente retenidos que son parte de la Iniciativa Mérida, un plan de ayuda por varios años, por 1.400 millones de dólares, destinado a ayudar a México a luchar contra los cárteles de la droga.