La estadounidense Sarah Shourd fue liberada por las autoridades de Irán, según informaron los medios de prensa estatales en Teherán,luego de más de un año en prisión junto a otros dos estadounidenses acusados de espionaje.

"Irán ha puesto en libertad a la ciudadana estadounidense Sarah Shourd", dijo la televisión oficial a través de un titular colocado en pantalla. La liberación se hizo efectiva bajo una fianza de $500.000 dólares, informó la televisión estatal.

Shroud de 32 años, y los también estadounidenses, Shane Bauer y Josh Fattal, fueron detenidos después que autoridades iraníes dijeran que cruzaron hacia Irán desde el norte de Irak el 31 de julio de 2009.

Su abogado, Masoud Shafiei, dijo que Shourd había sido liberada pero aún estaba en el interior de la prisión Evin, donde estuvo en aislamiento, terminando algunas formalidades, aunque aclaró que no tenía más detalles sobre la fianza.

Un vocero del ministerio del Exterior suizo, Lars Knuchel, dijo que la liberación no había sido confirmada formalmente pero agregó: "Tenemos mucha confianza en que las cosas ese están moviendo en la dirección correcta".

Suiza se encarga de los asuntos de Estados Unidos en Irán, desde que Washington rompió relaciones con Teherán luego de la revolución islámica de 1979.

Juicio

Las autoridades de Irán sostiene que la estadounidense detenida y acusada de haber ingresado ilegalmente al país aún enfrentará juicio.

Un fiscal iraní dijo a la prensa estatal que Sarah Shourd, podría ser liberada después de pagar una fianza de $500.000 dólares. La familia de Shourd dice que ella necesita tratamiento médico para un nódulo en un seno y células cervicales pre cancerosas.

El asesor de la Casa Blanca, David Axelrod, dijo en el programa “Meet the Press”, que la situación estaba en una etapa sensible.

“Tenemos la esperanza de poder sacar a estas personas. Para empezar, ellos nunca debieron haber sido puestos en prisión. Están siendo detenidos bajo falsos cargos y deben ser liberados”, declaró Axelrod.