El presidente de Bolivia, Evo Morales, llegó a Teherán para una visita de tres días destinada a expandir los vínculos bilaterales.

La televisión estatal iraní dijo que Morales inicia una visita de tres días, que involucra conversaciones a diferente nivel, incluyendo una reunión con el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad.

Las autoridades de Bolivia indicaron que Morales buscará mejorar los vínculos entre los dos países en áreas como el comercio y la industria.

La visita del presidente boliviano se produce apenas días después de la visita del presidente venezolano Hugo Chávez, el otro aliado de Ahmadinejad en la región latinoamericana.

La visita a Irán es la segunda que realiza el mandatario boliviano en los últimos dos años y tiene lugar menos de dos meses después que Teherán extendiera a La Paz un crédito por más de $250 millones de dólares para ayuda para el desarrollo.

El préstamo no tiene restricciones para su uso, pero el ministro de Industrias de Irán, Ali Akbar Mehrabian, dijo que Bolivia podría usarlo para la exploración minera y desarrollo de su industria textil.

Ahmadinejad visitó Bolivia en noviembre del año pasado, como parte de una gira por cinco naciones de América del Sur y África.