Los bomberos en California están combatiendo un gigantesco incendio, que fue potenciado por la explosión de un gasoducto en un suburbio residencial de San Francisco.

El incendio hasta ahora ha provocado la muerte de seis personas y causado decenas de heridos.

El jefe de Bomberos de San Bruno, Dennis Haag, dijo que más de 53 casas han sido severamente dañadas, mientras 120 más han resultado afectadas con daños de diversa entidad.

El incendio fue generado por una aparente explosión de gas en el área, al oeste del aeropuerto internacional de San Francisco, informó el jefe de Bomberos.  Por lo menos 15 personas estaban siendo tratadas en hospitales por heridas relacionadas.

La compañía local Pacific Gas and Electric confirmó que la línea de transmisión de gas se había roto y dijo que había enviado trabajadores al lugar para tratar de cerrar la línea de gas.

En una declaración, la compañía dijo que no sabía cuál fue la causa de la ruptura del gasoducto.