El presidente estadounidense Barack Obama sostuvo su primera reunión oficial con el mandatario de República Dominicana, Leonel Fernández.

Por un plazo de aproximadamente 30 minutos, ambos líderes debatieron, en el Salón Oval, de la Casa Blanca, algunos temas de interés mutuo, principalmente el del tráfico de drogas en la isla.

“Para nadie es un secreto que una de nuestras mayores preocupaciones tiene que ver con el tráfico de drogas y toda la violencia relacionada con este problema”, dijo Fernández a la prensa, minutos después de haber terminado sus conversaciones con Obama.

Washington también ha criticado recientemente los pocos esfuerzos de República Dominicana contra el tráfico humano, lo que podría significarle sanciones económicas al país caribeño.

Según el informe del 2010 emitido por el Departamento de Estado, República Dominicana “no cumple plenamente los estándares mínimos para la eliminación del tráfico y no está adoptando esfuerzos significativos para hacerlo”.

El mandatario dominicano reconoció los problemas que afronta su nación aunque argumentó es importante “ser mucho más cooperativos entre las naciones de Latinoamérica”.

La reunión con Obama es parte de una gira de 12 días que Fernández inició el pasado 3 de julio (2010), y que lo llevó a Alemania y Francia. Antes de llegar a Washington, el mandatario caribeño visitó la víspera la ciudad de Nueva York, donde reside una numerosa comunidad dominicana.