El expresidente cubano Fidel Castro criticó la retórica incendiaria del presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, contra los judíos.

En una entrevista concedida al periodista Jeffrey Goldberg de la revista estadounidense The Atlantic, Castro dijo "no creo que nadie haya sido más difamado que los judíos. Diría que mucho más que los musulmanes. Han sido difamados más que los musulmanes porque son culpados y calumniados por todo. Nadie culpa a los musulmanes de nada".

Al ser preguntado por el corresponsal de The Atlantic, si estaría dispuesto a decirle su parecer a Ahmadinejad, Castro respondió: "digo esto para que se lo digas".

En los últimos días Fidel Castro ha regresado a una intensa actividad pública, tras permanecer cuatro años alejado del poder debido a una enfermedad nunca explicada. Precisamente en una reciente entrevista con el diario mexicano “La Jornada”, reconoció estar equivocado por las persecuciones de su gobierno contra los homosexuales.

Esta vez, Castro decidió defender a los israelíes y atacar a Ahmadinejad, con quien su aliado, Hugo Chávez, tiene una relación estrecha.

"Los judíos han tenido una vida mucho más dura que la nuestra. No hay nada que se compare con el Holocausto", dijo Castro, durante una entrevista que Goldberg realizó en tres días en La Habana y de la cual no hubo una transcripción oficial al español.

El expresidentes cubano reclamó al " gobierno de Irán”, que “debe entender que los judíos fueron expulsados de su tierra, perseguidos y maltratados en todo el mundo, con el argumento de que mataron a Dios". Opinó también que “uno pensaría que hubieran desaparecido. Yo creo que fue su cultura y religión que los mantuvo unidos como una nación".

Castro también señaló que el gobierno iraní contribuiría a la paz si trata de entender por qué los israelíes temen por su existencia, según Goldberg.

La capacidad de inflingir daño de los iraníes no es apreciada, dijo Castro, quien en parte de la entrevista estuvo acompañado por la presidenta de la Comunidad Hebrea de Cuba, Adela Dworin, y Julia Sweig, analista del estadounidense Consejo para las Relaciones Exteriores.

Durante las entrevistas, Castro estuvo acompañado por su esposa Dalia y su hijo Antonio, así como por un traductor, funcionarios de su gobierno y "muchos" guardaespaldas, según Goldberg.

Castro también dirigió un mensaje al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu y djo que "Israel sólo tendrá seguridad si abdica de su arsenal nuclear, y el resto de las potencias nucleares sólo tendrán seguridad si ellas mismas también, desisten de sus arsenales nucleares".

 “La campañita” de Chávez

Tras conocerse las declaraciones de Fidel Castro, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo que se reunirá con la comunidad judía venezolana.

Chávez no hizo referencia a las declaraciones de Castro, aunque dijo que la presidenta argentina, Cristina Fernández, lo felicitó por su iniciativa, previo a Yom Kippur, la conmemoración judía del día del perdón.

Argentina reclama a Irán por el atentado contra la sede de la comunidad judía en Buenos Aires.

Sin embargo, Chávez se negó a asumir su responsabilidad por el distanciamiento y hostigamiento a la comunidad judía, y se excusó diciendo que "han intentado hacer una campañita de que soy antijudío, enemigo de los judíos”, cuando según él, “en verdad, respetamos y queremos al pueblo judío", dijo.

Chávez rompió las relaciones diplomáticas con Israel tras los ataques de enero de 2009 de las fuerzas israelíes contra la franja de Gaza.