El primer ministro de Grecia, George Papandreou, ofreció desempeñar un rol en las conversaciones de paz entre Israel y Palestina.

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo Papandreou, transmitirá la buena voluntad de Israel para intentar conversaciones con el presidente palestino, Mahmoud Abbas.

A su vez, Netanyahu dijo que un “histórico acuerdo es posible” si ambas partes están dispuestas a cooperar.

Sin embargo, Abbas quiere que Israel se comprometa a una moratoria en las construcciones en Cisjordania y acepte las fronteras de 1967 como marco de trabajo sobre un futuro estado palestino.

Entre tanto, Abbas dijo a líderes del movimiento Fatah, que Israel tiene un plazo para responder a sus condiciones e iniciar conversaciones directas.