Una corte de apelaciones de la Florida falló en contra de la prohibición estatal contra las adopciones por parte de parejas homosexuales, indicando que la medida es inconstitucional.

El tribunal en Miami reconoció que las personas homosexuales y heterosexuales pueden ser buenos padres.

La corte ratificó un fallo de un tribunal inferior, de 2008, el cual dijo que no existía “una base racional” para restringir dichas adopciones.

El caso fue presentado por una pareja de hombres homosexuales quienes quieren adoptar a dos niños que cuidan por varios años.

Tras el veredicto preliminar a su favor, los dos hombres pudieron adoptar a los niños el año pasado, sin embargo,con el reciente fallo, la Corte Suprema tendría ahora que revisar el caso una vez más.

Una ley aprobada en el estado hace 33 años, y la única en su tipo en Estados Unidos, prohíbe las adopciones por parte de homosexuales.