Los remanentes de la tormenta tropical Hermine, llegaron al centro de Texas con intensas lluvias y por lo menos un tornado en Dallas.

Advertencias de inundaciones repentinas se hicieron para el área que se extiende desde el Golfo de México hasta el sur de Oklahoma.

Las autoridades dijeron que hasta 38 centímetros de lluvia han caído desde que Hermine tocó tierra el martes.

Una persona murió en el norte de Austin, cuando su automóvil quedó atrapado en las aguas crecidas.

Un tornado en el centro de Dallas causó graves daños a varios edificios en una zona industrial. No se informó de heridos. Testigos dicen que vieron numerosas nubes amenazantes en forma de cono, sobre la ciudad.

No obstante, para hoy se ha pronosticado cielo despejado para Texas, mientras que lo que queda de Hermine se desplaza a Oklahoma.