Nueva York se vio invadida de docenas de zombis que se pasearon toda la mañana por las calles de Manhattan. Unos caminaban frente al Madison Square Garden, mientras otros cruzaban el puente de Brooklyn.

Estas bandas de zombis llevaban sus ropas harapientas y rasgadas, con manchas rojas que simulaban sangre. Los ciudadanos, asombrados, preguntaban de qué se trataba esta marcha, hasta que se dio a conocer que los actores eran parte de una campaña publicitaria de la serie de televisión The walking deads (los muertos caminantes) de la cadena AMC.

La campaña se lleva a cabo en 26 ciudades diferentes de Estados Unidos y ha causado un gran impacto en las personas que la han visto. Muchas de estas los perseguían por las calles tomándoles fotografías con sus teléfonos celulares, otros pasaban frente a ellos sin asombrarse.

Linda Emery, amante de las películas de terror, estaba encantada de ver a las criaturas. "Me enloquece todo lo que tenga que ver con los zombis", dijo el ama de casa de Brooklyn, de 58 años, fascinada por salir de la rutina. "Uno ve aquí muchas cosas, pero no esto", comentó.

Se pudo ver también cómo los personajes se subieron a un taxi que estaba estacionado en la calle y treparon al techo del vehículo, asustando al taxista, quién tuvo que escapar de los actores.