La Organización Mundial de la Salud (OMS)  anunció que en los últimos años se ha dedicado a salvar a los bebes que se encuentran aun en el vientre de su madres, siendo estas personas portadoras del virus.

Poco más de la mitad de las mujeres embarazadas con SIDA en países pobres recibió medicinas para proteger a sus bebés del virus, siendo esta una de las luchas mejor peleadas por la OMS.

En 2005 sólo 15% de las embarazadas con SIDA tenía acceso a este tratamiento preventivo y en 2010, más de la mitad de ellas tuvieron acceso a medicamentos, lo que indica un gran avance hacia la meta de acabar con la transmisión del SIDA de madres a hijos hacia 2015.

El reporte Hacia un acceso universal muestra los avances hechos en ayuda comunitaria por parte de la OMS. Dice que a pesar de las mejoras, solo un tercio de los más necesitados pueden obtener medicamentos y la mayoría de las personas vive con el VIH sin saberlo.

El doctor Gottfried Hirnschall, encargado del programa del sida de la OMS, comentó que en 15 países incluyendo Sudáfrica, Botsuana, Namibia y Suazilandia, la mayoría de las embarazadas infectadas recibió atención médica para prevenir la transmisión del sida de madre a hijo.

En 14 países, entre ellos Brasil, Namibia y Ucrania, más de un 80% de los niños pobres con SIDA recibieron tratamiento.