Según datos del censo publicados en algunos estados con un porcentaje alto de población hispana, la pobreza ha aumentado.

En una teleconferencia impartida por Marco Grimaldo, coordinador regional de Bread for the World y Christine Meléndez, analista de  política de Bread for the World (Pan para el mundo), uno de cuatro hispanos viven en situación de pobreza en EE.UU.

En Estados Unidos, en Texas el 26,4% de los hispanos viven en pobreza y en Nuevo México el 22,8% de ellos pasan por la misma situación.

Los datos revelan que entre los hispanos la proporción de pobres subió del 23,2% al 25,3% en 2009.

1.4 millones de hispanos se sumaron a la lista de pobreza, lo que preocupa a Bread for The World en su misión de terminar con la pobreza y el hambre en el país.

“Este año en particular las tasas de pobreza dentro de EE.UU. aumentan y afectan a toda la población en general, pero entre los latinos esta situación es más grave y la tasa de pobreza y hambruna mucho más alta”, comentó Grimaldo.

El desempleo entre los hispanos continúa en el 12%, mientras que en la población en general es de 9,6%, y sólo el 75,5% de los jóvenes latinos terminan la secundaria, comparado con la población general que es de 89,9% por ciento.

“El notable aumento de los niveles de pobreza en EE.UU. estaba previsto debido a la recesión de 2008, pero lamentablemente los más afectados dentro de la crisis fueron los hispanos” dijo Meléndez.

Bread for the World, es una organización que busca eliminar el hambre en este país y en el extranjero.