Hombres armados en México asesinaron por lo menos a 13 jovenes en un centro de rehabilitación.

Los jóvenes, al parecer adictos a las drogas, fueron ejecutados en el interior del centro llamado El Camino AC.
Los asesinatos ocurrieron en Tijuana, en la frontera de México con Estados Unidos. El motivo del ataque no está claro, sin embargo, se atribuye a personas vinculadas a los carteles del narco, ya que las fuerzas de seguridad mexicanas incautaron 134 toneladas de marihuana en Tijuana el pasado 18 de octubre de 2010. Esta ha sido la mayor incursión contra las drogas en años recientes en México.

“Lo que está pasando aquí ya no puede estar pasando, hoy son ellos, ¿mañana quién? Es gente inocente la que está muriendo, que no tiene la culpa", dijo Miriam, hermana de dos de los jóvenes asesinados.

Tras la masacre, las frecuencias de radio que comunican a los policías fueron interceptadas con mensajes desconocidos que supuestamente relacionaban el ataque del centro de drogadictos con el reciente decomiso de marihuana.

Las fuerzas de seguridad mexicanas han estado involucradas en una continua lucha contra los violentos carteles de la droga desde que Felipe Calderón asumió la presidencia de México, en 2006. Son alrededor de  30.000 las  personas que han muerto desde que se inicio la lucha contra el narco.