Preocupaciones ambientales

Sin embargo también existen inquietudes. A los líderes indígenas y ambientalistas les preocupan la posibilidad de un derrame de petróleo en el frágil medio ambiente de la región boreal.

El Presidente del Consejo Esquimal Circumpolar, Aqqaluk Lynge, de Groenlandia reclamó que “no se puede utilizar el Ártico como un laboratorio. No es un laboratorio. El Océano Ártico no es la última frontera”, afirmó, “es nuestra casa. La gente tiene que recordar que hay personas que viven allí", dijo en la conferencia.
 
"Estamos muy preocupados de que los cruceros con turistas utilicen las rutas al este de Groenlandia y otras partes de Groenlandia porque simplemente no exiisten posibilidades de rescate en estas áreas".

En cambio, su vecino Olafur Grimsson, presidente de Islandia, dio la bienvenida a los barcos chinos, diciendo ante los asistentes al foro que “el próximo mes el presidente de COSCO, la compañía naviera más grande de China, explicará ante la nueva Asamblea del Círculo Polar Ártico en Reykjavik, cómo China se está preparando para una nueva era en el transporte marítimo mundial cuando el deshielo del Ártico permita utilizar una nueva forma de conexión de Asia con América y Europa".

Lo que puede ser malo para los osos polares, puede ser bueno para el transporte marítimo entre China y Europa.