Un operativo de los Infantes de Marina mexicanos, permitió lograr la captura de uno de los capos de la droga más buscados, Sergio Villarreal, conocido como “El Grande”, un influyente subalterno del combatido cártel Beltrán Leyva.

Al momento de la detención, Villareal no ofreció resistencia, cuando los infantes de Marina, usando vehículos blindados lo arrestaron junto con dos cómplices en la ciudad central mexicana de Puebla, capital del estado del mismo nombre.

En su combate contra el narcotráfico los infantes de Marina lograron en diciembre pasado dar muerte a uno de los líderes del perseguido cártel, Arturo Beltrán Leyva, y también capturaron a otro de los más buscados narcotraficantes, Edgar “La Barbie” Valdez a fines del pasado mes de agosto.