ARCHIVO - Henry Beverly, de 73 años, paciente de gripe en el Upson Regional Medical Center de Thomaston, Georgia. 9 de febrero de 2018.
ARCHIVO - Henry Beverly, de 73 años, paciente de gripe en el Upson Regional Medical Center de Thomaston, Georgia. 9 de febrero de 2018.

Unas 80.000 personas murieron de gripe o complicaciones derivadas de la gripe durante el invierno pasado, en EE.UU., la cifra de muertes más alta por la enfermedad en al menos cuatro décadas en ese país.

El director de los Centros de EE.UU para el Control y la Prevención de Enfermedades, Dr. Robert Redfield, reveló la cifra durante una entrevista, el martes, con The Associated Press.

"Eso es enorme", dijo el Dr. William Schaffner, un experto en vacunas de la Universidad de Vanderbilt. La cifra fue casi el doble de la cifra que los funcionarios de salud consideraban anteriormente cuando se registraba un mal año, dijo.

En los últimos años, las muertes relacionadas con la gripe han oscilado entre 12.000 y 56.000, según los CDC.

El otoño e invierno pasados, EE.UU. pasó por una de las temporadas de gripe más severas de los últimos tiempos, impulsada por un tipo de gripe que tiende a poner a más personas en el hospital y causar más muertes, especialmente entre los niños pequeños y los ancianos.

La temporada alcanzó su punto máximo a principios de febrero y casi había terminado para fines de marzo.

Además, la vacuna contra la gripe no funcionó muy bien. Sin embargo, los expertos dicen que vacunarse todavía vale la pena porque hace que las enfermedades sean menos graves y ayuda a salvar vidas.

Los funcionarios de los CDC no tienen un recuento exacto de cuántas personas mueren de gripe cada año. La gripe es tan común que no se informan todos los casos de gripe, y la gripe no siempre figura en los certificados de defunción. Entonces, el CDC usa modelos estadísticos, que se revisan periódicamente, para hacer estimaciones.

Las complicaciones fatales de la gripe pueden incluir neumonía, accidente cerebrovascular y ataque cardíaco.

Funcionarios de los CDC calificaron de “preliminar” la cifra de 80.000 advirtiendo que no se espera que baje.

Sin embargo, el invierno pasado no fue la peor temporada de gripe registrada. La pandemia de gripe de 1918, que duró casi dos años, mató a más de 500.000 estadounidenses, según los historiadores.

No es fácil comparar las temporadas de gripe a lo largo de la historia, en parte porque la población del país está cambiando. Hay más estadounidenses, y más estadounidenses de la tercera edad, hoy que en décadas pasadas, señaló el Dr. Daniel Jernigan, un experto en la gripe de los CDC.

¿Qué tan mala será la próxima temporada de gripe? Hasta ahora, la gripe que se ha detectado es una cepa más leve, y los primeros signos son que la vacuna se perfila como una buena combinación, indicó Jernigan.

La composición de la vacuna ha cambiado este año para protegerse mejor contra las cepas previstas.