Uno de los 33 mineros chilenos atrapados desde hace semanas días se convirtió en padre, pero tendrá que esperar semanas antes de que pueda ver a su hija.

La esposa de Ariel Ticona dio a luz a su hija, Esperanza, en un hospital de Copiapó, cerca de la mina.

La excavación para liberar a Ticona y otros 32 hombres fue suspendida temporalmente debido a la ruptura de un taladro.

Sin embargo, las autoridades dicen que la suspensión de los esfuerzos no retrasará, significativamente, las labores de rescate.

A su vez, las autoridades dicen que el rescate no ocurriría antes de fin de año (2010).

Los mineros reciben alimentos, medicinas, cartas, cigarrillos y otros artículos a través de un tubo.