Tres soldados extranjeros murieron en dos ataques separados en Afganistán.

Una declaración de la OTAN dijo que los tres soldados murieron como resultado de explosivos improvisados en el sur del país.

A su vez, la declaración no indicó la nacionalidad de los soldados fallecidos, pero se cree que pueden ser soldados estadounidenses.

El incidente elevó el número de muertes de soldados a 63.

Recientemente, funcionarios estadounidenses y afganos anunciaron que fueron encontrados los cuerpos de dos infantes de marina estadounidenses que desaparecieron en el Este de Afganistán.

Los dos marineros fueron reportados desaparecidos el 23 de julio, después que ingresaron a la provincia de Logan, conocida como un baluarte insurgente.