La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, dijo que 22 naciones alrededor del mundo están sufriendo hambruna extrema.

Autoridades de la FAO informaron que desastres naturales, conflictos e instituciones débiles son la causa de crisis prolongadas en esos países.

A su vez, FAO dijo que 17 de esas naciones están en África, Haití y Corea del Norte y fueron golpeadas por conflictos, tales como la guerra en Afganistán e Irak o terremotos.

En su informe anual de 2010, la FAO dijo que para lograr romper el patrón, la ayuda a las naciones debe reorientarse hacia soluciones de largo plazo destinadas a mejorar su capacidad productiva.

Países que experimentan crisis prolongadas son aquellos que informan sobre crisis alimentaria durante 8 o más años y reciben más del 10% de la ayuda humanitaria.