Panamá observa con expectativa el juicio contra el ex-dictador en París, tras haber pedido también su extradición.

Acusado de lavado de dinero del narcotráfico colombiano, el ex dictador panameño, Manuel Noriega, enfrenta un nuevo juicio, esta vez en Francia donde se encuentra detenido, después de haber sido extraditado por Estados Unidos.

Desde que fue extraditado a Francia a fines de abril, Noriega permanece detenido en la prisión de La Santé, en París, donde se enfrentará un nuevo enjuiciamiento, tras cumplir veinte años de condena en Estados Unidos por narcotráfico y lavado de dinero.

Los fiscales franceses acusarón a Noriega de utilizar cuentas bancarias francesas para lavar dinero proveniente de sobornos, que recibió de un cartel colombiano que traficaba cocaína a finales de la década de 1980.

Pese a los reclamos de sus abogados, el ex dictador panameño permanece detenido en el mismo presidio.

Los abogados dijeron que el penal se encuentra en muy malas condiciones y anunciaron que elevarán una queja al Comité Internacional de la Cruz Roja.

Noriega, quien actualmente tiene 72 años, y fue derrocado por fuerzas militares estadounidenses en 1989, podría pasar otros 10 años en prisión si la justicia francesa lo declara culpable.

En otro caso, Panamá solicitará la extradición del ex gobernante militar para que responda a la justicia ante acusaciones de que torturó y asesinó a opositores políticos durante su gobierno.