México se prepara para celebrar el bicentenario de su independencia de España en medio de preocupaciones por la violencia relacionada con el narcotráfico.

Desfiles y otras actividades se planearon en todo el país, sin embargo, las medidas de seguridad se incrementaron debido al temor de que los cárteles de la droga pudieran interrumpir los eventos.

Entre tanto, varias ciudades cancelaron sus celebraciones por preocupaciones en materia de seguridad.

Hace dos años, asaltantes lanzaron granadas en celebraciones por el día de la Independencia en Morelia, en el estado de México, asesinando a ocho personas e hirieron a otras 100.

Por su parte, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, destacó las contribuciones que los mexicano-estadounidenses hicieron en su país.

El aniversario de la independencia se recuerda típicamente con una ceremonia con repique de campanas, conocida como "El grito".